Me encantan las bodas. Un montón de personas se organizan durante meses, incluso años, para dar lo mejor de sí mismas y celebrar el amor.

La boda de Edu & Jose no fue una excepción. Unir dos familias de dos ciudades diferentes y reunirlas en la hermosa ciudad de Granada.  La celebración fue espectacular y, mientras iba sucediendo todo, traté de representar la esencia de cada gesto, de cada sorpresa y de cada lágrima. 

Poder estar allí, con Edu, Jose y sus familias fue todo un regalo. Mil gracias a ambos por hacerlo posible. Además de esto, quisiera agradecer la inigualable ayuda de mi compañera Raquel Ruyz. Gracias una vez más por tu ayuda y por tu atino fotográfico.

Comment